Densitometría ósea

Densitometría ósea

Es el método disponible más preciso para el diagnóstico de la osteoporosis y también se le considera un exacto estimador del riesgo de fractura. DXA es un procedimiento simple, rápido, sencillo y sin dolor con duración de 10 a 30 minutos que no requiere anestesia mientras evalúa la presencia de los siguientes riesgos:

  • Artritis reumatoide.
  • Enfermedad crónica del hígado y riñones.
  • Enfermedad respiratoria.
  • Enfermedad inflamatoria del intestino.